Dígale adiós a los quistes mamarios utilizando este remedio natural

Dígale adiós a los quistes mamarios utilizando este remedio natural

Uno de los mayores temores de las mujeres hoy en día es el cáncer de mama. Los quistes mamarios son muy comunes y causan miedo, pero no tienen que ser lo mismo que el cáncer de mama. Incluso hay diferentes tipos de quistes. La verdad es que el desarrollo de los quistes debe ser controlado, minimizado o suprimido. Para ellos, hay una serie de medidas que debemos tomar lo más estrictamente posible.

Fibroadenomas


Existe otro tipo de quistes mamarios: los fibroadenomas. Por lo general, no tienen síntomas, son indoloros y se descubren al palpar. Son como un bulto duro, móvil y al tacto se puede mostrar como suave o con cierta rugosidad. Se mueven libremente entre los dedos (como un garbancito en movimiento); Son igualmente benignos.

Estos se deben a una proliferación excesiva del tejido mamario y, aunque pueden confundirse con los que hemos mencionado anteriormente, son diferentes. Los fibroadenomas son más frecuentes antes de la menopausia. Causas de los quistes mamarios.

Los quistes en los senos pueden tener causas muy diferentes. Teniendo en cuenta la anatomía de un seno, es común que los lóbulos se bloqueen, lo que puede acumular líquido en el interior, lo que lleva a la aparición de dichos quistes de seno.

Herencia: si son solitarios, es posible que tengan un origen hereditario, pero no es común.

Menopausia: las más frecuentes son causadas por cambios benignos en el tejido de las glándulas mamarias (mastopatías), que suelen aparecer, especialmente después de la menopausia. Esto puede deberse a los desequilibrios hormonales que ocurren en esta fase del ciclo.

Cambios de carácter fibroquístico: cambios espontáneos comunes y benignos en los tejidos de los senos. Es muy común en senos sanos y se cree que es una variante normal.

Dieta: Cuando hay altas concentraciones de xantinas en la dieta (café, té, chocolate, mariscos o bebidas de cola y similares), predisponemos la aparición de quistes. Tener una dieta baja en frutas y verduras aumenta el riesgo de quistes.

Obesidad: un factor de riesgo que aumenta la aparición no solo de los quistes benignos, sino también de los malignos, es la obesidad.

La ausencia de lactancia materna en las mujeres: las que no han tenido hijos tienden a sufrir más que las que los han tenido. Reducir la ingesta de grasas refinadas y carbohidratos.
Los tejidos mamarios son muy sensibles a las dietas ricas en grasas (especialmente las saturadas y trans) y los carbohidratos, ya que aumentan los niveles de estrógeno.

La sobreproducción de estrógeno estimula el tejido mamario, produce dolor y forma quistes y aumenta el riesgo de cáncer de mama y otros cánceres ginecológicos. Por este mismo motivo, debemos reducir nuestro índice de grasa corporal si sufrimos de sobrepeso.

Consumir fibra vegetal


El consumo de fibra de origen vegetal es importante para eliminar el exceso de estrógenos. Especialmente granos enteros y frutas. Verduras crucíferas como el brócoli, la col, las coles de Bruselas y los nabos contienen indol-3-carbinol. Este compuesto reduce la capacidad del estrógeno para adherirse al tejido mamario.

Se recomienda tomar 2 porciones de este tipo de vegetales por semana, como mínimo, y si es posible diariamente. También puede tomar extracto de brócoli o brotes crucíferos. Sí, mira las etiquetas y rechaza la soja GM. Una dieta rica en alimentos integrales y pobre en grasas animales, será nuestro mejor aliado.

Eliminar productos lácteos.


Se recomienda eliminar o al menos reducir la dieta diaria de productos lácteos, especialmente la leche. Si los vamos a consumir, son ecológicos. Tome la prueba un mes y observe su cuerpo, seguramente notará los cambios.

Elimina la cafeína y el chocolate.


El chocolate contribuye a la formación de quistes en los senos.
Debemos dejar de tomar productos con cafeína como café, té, refrescos, chocolate y cerveza sin alcohol. Estas bebidas contienen metilxantinas que pueden producir una estimulación excesiva del tejido mamario en algunas mujeres.

Para muchos, dejar el chocolate puede ser muy difícil, pero si tiene dolores en los senos o quistes, intente dejar al menos un ciclo menstrual completo y notará cambios.

Comer setas


El hongo Mesima (Pohellinus linteus) estimula la producción de células defensivas, detiene el crecimiento y la formación de ciertas células malignas y reduce la adhesión y migración celular. También inhibe el crecimiento de ambos tipos de células mamarias cancerosas.

En caso de cáncer, puede consumirse durante y después del ciclo de quimioterapia o radioterapia. Además, podemos combinarlo con otras setas. Por ejemplo, el hongo sol (Agaricus blasei), la cola de Turquía (Coriolus versicolor) y el Reishi (Ganoderma lucidum). Se recomienda tomarlos en ayunas y acompañados de un zumo de cítricos.


Comer complementos alimenticios


Aceites: Aceite de onagra o de onagra y aceite de borraja, rico en omega 6 (ácido gamma-linolénico GLA), alivian la sensibilidad de los senos al reducir la inflamación de los senos.


Omega 3: también tiene esta peculiaridad. Esto se puede encontrar en el aceite de pescado azul, aceite de lino, aceite de sésamo y aceite de nuez. El aceite de Moringa también es rico en ácidos omega 9, 6 y 3, y es una de las mayores fuentes de antioxidantes naturales.


Suplementos vitamínicos y minerales: especialmente los de vitamina E, vitamina A, coenzima Q10 y selenio. Estos antioxidantes son muy beneficiosos.


El extracto de té verde (Camellia sinensis): alrededor de 200 mg. A hoy. Esto colabora en la reducción de la posibilidad de padecer cáncer de mama y un menor porcentaje de reaparición.


Salvestroles: están presentes en frutas como mandarina, uva, arándano y mora. Es recomendable tomar una preparación con las concentraciones necesarias.


Propóleo: inhibe la actividad de la enzima aromatasa, que es crucial para reducir la creación excesiva de estrógeno.

Cardo mariano (Silybum marianum): el hígado debe estar totalmente sano y funcionando correctamente, ya que una función hepática adecuada facilitará un correcto metabolismo del estrógeno. Es un buen antioxidante y también tiene efectos antineoplásicos (previene el desarrollo de células tumorales) contra el cáncer de mama.

Comer alimentos ricos en yodo.


El yodo disminuye la capacidad del estrógeno para adherirse a sus receptores en los senos, lo que disminuye el dolor. La mejor forma de tomarlo es en la dieta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SOLO NECESITAS AVENA POR 7 DÍAS PARA PARECER 20 AÑOS MAS JOVEN

Dieta Del Pepino Para Eliminar La Grasa Del Cuerpo En 7 Días

ELIMINA BOLSAS, ARRUGAS Y OJERAS EN MINUTOS MÉTODO COMPROBADO